Saltar al contenido

Ansiedad por separación en perros: ¿qué es y cómo evitarla?

noviembre 29, 2021
Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

¿Te vas de casa y tu perro lía una buena? ¿No para de ladrar? ¿Hace sus necesidades dentro del hogar? Posiblemente tu mascota esté sufriendo ansiedad por separación. Se trata de una conducta muy problemática, que no sólo te afecta negativamente a ti, sino también a tu mascota.

La mejor forma de solucionar este comportamiento es acudiendo a un profesional o formándote como educador canino en Valencia o en la provincia en la que residas. No obstante, puedes seguir ciertos consejos para que este trastorno no sea tan grave. Por cierto, si tienes un perro, también te recomendamos leer otros artículos dedicados a ellos, como Seguro para perros: cuándo es obligatorio y cuándo no o Garrapatas en perros: síntomas y enfermedades que le pueden contagiar a tu mascota.

¿Qué es el Síndrome de Ansiedad por Separación?

La ansiedad por separación en perros se trata de los problemas que presentan muchos perros al quedarse solos en casa. Concretamente se estima que en torno al 15% de estos animales sufren esta condición.

Esta conducta suele provenir de un hiperapego de tu mascota, que desea estar permanentemente en contacto contigo.

ansiedad por separación perros

¿Cómo sé si mi perro siente ansiedad por separación?

Éstos son los principales síntomas de ansiedad por separación en perros:

  • Comportamiento destructivo en casa cuando tu mascota está sola: no enfades con tu perro, no lo hace a modo de venganza, sino por un sentimiento de ansiedad que no puede controlar. Lo que hace es buscar formas de reunirse contigo y por eso destruye todo lo que pilla. 
  • Ruidos constantes y excesivos: desde ladridos a llantos o aullidos.
  • Orinar y defecar en el interior de la vivienda: sucede incluso aunque le hayas sacado a la calle para que haga sus necesidades. Habitualmente presentará diarrea. 

5 consejos para prevenir la ansiedad por separación en perros

A continuación, te mostramos 5 maneras distintas de mejorar la ansiedad de tu perro cuando te vas de vuestro hogar:

Salte de la rutina

Normalmente cuando te vas de casa, te pondrás los zapatos o un abrigo, tomarás tus llaves y apagarás las luces. Tu perro asocia estos gestos con tu marcha del hogar y comienzan a padecer ansiedad cuando comienzas tu ritual para salir del hogar.

Para evitar esto, haz estas acciones varias veces a lo largo de la jornada, aunque no salgas de casa, así dejará de hacer esa correlación mental. 

Además, deberías dejar de darle mimos nada más llegar a casa. Espera a que se calme para prestarle atención. Así, le premiarás por haberse tranquilizado y asociará el relajarse a tu cariño.

Evita prestarle atención antes de irte

No le prestes mucha atención a tu mascota antes de irte, de lo contrario podría creer que vas a llevártela contigo. 

Cuando te marches y tu perro vea que no es así, no entenderá nada y se sentirá engañado. No te despidas de él para que comprenda que vas a salir solo.

Haz que se entretenga

Debes hacerle ver que irte no es algo malo, es más, deberías conseguir que crea todo lo opuesto. Dale una chuche o un juguete que le guste justo antes de marcharte. Así vinculará tu partida a un hecho positivo y se mantendrá entretenido.

Eso sí, en caso de que sea un juguete, quítaselo cuando vuelva. No debe acostumbrarse a él, de lo contrario esta técnica perdería efecto. 

No le castigues

Tienes que dejar de castigar a tu perro por lo que haga mientras estás ausente. No podrá asociar la reprimenda si ya no está realizando la acción que quieras reprobar. Si le castigas a tu vuelta, sólo conseguirás que se confunda, no que deje de tener ansiedad por separación.

Debe practicar ejercicio diariamente

Demasiada energía acumulada le provocará estrés a tu perro, lo que agravará aún más su comportamiento cuando te vayas. Sin embargo, la actividad física le ayudará a desahogarse y relajarse. Así que no olvides jugar con él y sacarlo a pasear.

Para conseguir mejores resultados, alarga el paseo, de esta manera sentirá que te gusta pasar tiempo con él. Además, puedes probar a llevártelo para salir a correr. Cuanto más se mueva, más tranquilo estará después.

Ahora ya sabes qué es la ansiedad por separación en perros y cómo tratar de disminuirla. Aunque no olvides que si el problema es demasiado grave, lo mejor que puedes hacer es acudir a un profesional con conocimientos sobre el comportamiento canino.