¿Cuál es el tiempo de cocción del huevo?

Tiempo de lectura aproximado: 6 minutos

Uno de los alimentos más completos que existen en el mundo son los huevos. Para poder tener una dieta saludable es recomendable consumirlos a menudo. Además, son una gran fuente de los nutrientes y las proteínas que necesita nuestro cuerpo.

Para mantener una buena salud se recomienda por lo menos consumir un huevo al día. Existen muchas maneras en las que podemos prepararlo. Pero, ¿cuál es el tiempo de cocción del huevo? Veamos algunos puntos que te ayudarán a conocerlos.

Elige el tiempo en función de tus gustos

Cada persona tiene gustos distintos para comer los huevos. Por eso no existe una sola norma que indique el tiempo exacto de cocción. Por ejemplo, hay quienes prefieren que tanto la clara como la yema queden blandas, perfectas para untar. A otros les gusta que quede perfectamente cocido. Incluso, pueden quedar tan perfectos y que la yema quede justo en el centro.

Para conocer los resultados exactos según el tiempo de cocción, se han hecho pruebas con buenos efectos. Esto es ideal para seleccionar cómo quieres prepararlos o variarlos cada día.

Ahora bien, es necesario resaltar que según sea el gusto, hay que darle una u otra atención. Esto es así porque, con tan solo dejarlos un minuto más, va a producir un resultado distinto. Veamos el proceso de cocción de este alimento en base al tiempo de duración: 

¿Cuántos tiempos de cocción existen para los huevos?

 

1 minuto

Cuando tan solo ha trascurrido 1 minuto desde que el huevo empezó a cocinarse, este debe estar cuajado un poco en el interior de la cáscara. Solo un milímetro de la clara está cocido, pero el resto del huevo está totalmente crudo.

2 minutos

Después de 2 minutos, la clara estará cuajada solo entre dos y tres milímetros, pero la yema aún sigue cruda. Esta característica no es de las más preferidas por las personas.

3 minutos

Después de 3 minutos de cocción la clara del huevo está prácticamente cuajada de forma completa. Sin embargo, todavía es muy blanda. Pero, aun así, la yema continúa cruda.

4 minutos

La clara del huevo ya es blanca después de haberse cocinado por 4 minutos. En el caso de la yema, todavía sigue estando cruda. Sin embargo, ya está adoptando un sabor y textura más llamativa al paladar.

5 minutos

Una vez llegados a los 5 minutos de cocción el huevo puede pelarse sin ningún problema. La clara de este ya está cocida, pero la yema sigue cruda. Esto es así así porque la yema requiere un poco más de tiempo para su cocción.

6 minutos

Después de 6 minutos, la clara del huevo está bien cocida. Sin embargo, la yema esta líquida, aunque ya no tiene un sabor a crudo. En este momento, muchas personas consideran que está en condiciones adecuadas para disfrutarlo.

7 minutos

A los 7 minutos la yema empieza a cuajar y empieza a tener una textura espesa. Su sabor ya empieza a ser similar al de la cocción completa.

8 minutos

La yema está casi completamente cuajada. Su textura es untuosa, es decir, empieza a adherirse a la clara.

9 minutos

La yema del huevo continúa cociéndose y endureciéndose. Ya está casi llegando al punto más completo de su cocción.

10 minutos

Cuando trascurren 10 minutos el huevo está duro y perfectamente cocido. Este es el tiempo ideal para que tanto la yema como la clara obtengan la condición perfecta.

12 minutos

La yema, después de llegar a los 12 minutos, está sobrecogida y tiende a empezar a deshacerse. Por eso, no es recomendable dejarlo pasar.

15 minutos

En caso de que el huevo llegue a un punto de cocción de 15 minutos, el tiempo se ha excedido. La yema llega a tener una textura un poco harinosa. Cuando esto pasa, se debe consumir de inmediato, de lo contrario cambia su color. Puede llegar a tener un tono un poco verdoso.

Consejos para conseguir un huevo cocido perfecto 

Cocción perfecta del huevo

¿Qué debemos hacer para que la cáscara no se rompa o se pegue a la clara? ¿Qué puede hacerse si queremos que la yema esté centrada? Sigamos a continuación con los mejores consejos para conseguir un huevo cocido perfecto:

  • Asegúrate de que los huevos que vayas a cocinar sean frescos. En caso de que lleve varios días en casa, es probable que baile en la cazuela en donde hierve. Esto, a su vez, hará que el huevo se rompa mientras está en el proceso de cocción.
  • Si es posible, asegúrate de sacar los huevos de la nevera aproximadamente una hora antes de cocerlos.
  • La cazuela debe tener una cantidad de agua suficiente como para cubrir los huevos de forma completa.
  • Un consejo muy útil es añadir al agua un poco de sal y de vinagre de vino. El vinagre va a contribuir con la coagulación de las proteínas de los huevos. En caso de que se forme una grieta en este, tanto la sal como el vinagre evitarán que el huevo se salga de la cáscara.

¿Agua fría o hirviendo?

Cuando la cocción de los huevos es larga, la recomendación es que se inicie con agua fría. Si se quieren colocar los huevos en agua ya hirviendo, existen muchas probabilidades de que se rompan. Sin embargo, poner los huevos a cocinar después de que el agua haya hervido trae algunas ventajas.

Una de las más sobresalientes es que es mucho más sencillo controlar el tiempo de cocción. Además, cuando el tiempo llega a los 8 minutos, es posible obtener una textura perfecta.

La importancia de la sal

La sal es un elemento clave. Utilizarla para cuando el agua esté hirviendo es una forma de que el huevo absorba la sal. Esto ocurre debido a la porosidad que se da en la cáscara. Realizar este proceso hará que el sabor y el gusto del huevo sean únicos.

Evita que la cáscara se rompa

Algunas personas se sienten inquietas con el hecho de colocar los huevos en agua hirviendo, pues temen que estos se rompan. Para evitar que eso suceda, sigue los siguientes consejos:

  • Deja que los huevos estén a temperatura ambiente como mínimo 30 minutos antes de cocinarlos.
  • Realiza una pequeña incisión con una aguja.
  • Otro buen consejo es que, al momento de echarlos al agua hirviendo, lo hagas de forma cuidadosa. Puedes colocarlo con la ayuda de una cuchara. No tener cuidado en este paso puede quebrarlos.

¿Puedo hacer que la yema quede en el centro del huevo? 

Huevos bien cocidos

Claro que sí. Uno de los mejores consejos para que el huevo quede perfectamente es colocarlo en una cazuela de agua fría. Para que la yema quede en el centro el agua debe cubrir el huevo solo hasta la mitad. También se debe añadir un poco de sal al agua para proteger la cáscara; de esta manera, se mantendrá todo en su lugar. Si el huevo llega a romperse durante el proceso, es necesario añadir un poco de vinagre para evitar que se salga.

Los huevos también pueden cocinarse en agua hirviendo. Pero para que la yema quede en el centro, hay que seguir el siguiente consejo: pincha con una pequeña aguja la base de los huevos. Posteriormente introdúcelos en el recipiente con la ayuda de una cuchara y deja que la cocción se lleve a cabo con normalidad.

Para que la yema quede perfecta, mientras se esté cociendo hay que darle algunas vueltas con suavidad. Después, deja reposar el huevo unos diez minutos y listo.

Cómo evitar que la cáscara se pegue

Al momento de sacar los huevos de la cazuela se puede detener la cocción introduciendo los huevos en agua fría. También puedes colocarlos en un bol con hielo. Dejarlos en ese recipiente por unos segundos hará que sea mucho más sencillo pelarlos.

Además, cuando se hace esto se ajusta el tiempo de cocción. Aun cuando los huevos se sacan de la cazuela, el calor interno hará que este se siga cocinando. Sin duda, es un proceso ventajoso.

No te pierdas nada

Si lo tuyo son los trucos de cocina quizás te interesen 7 recetas anticrisis con garbanzos

¿Sabes distinguir un huevo fresco? 

Proteinas y nutrientes del huevo

No te dejes engañar, tú también puedes diferenciar si un huevo es fresco o no. Además, puedes conocer el tiempo que tiene desde que salió de la gallina. Para realizar este proceso es necesario sumergirlos en un recipiente profundo lleno de agua. Depende de la posición que adopten los huevos, se podrá conocer su tiempo.

  • Si el huevo, al colocarlo en agua, se sumerge y tiene una postura horizontal, significa que es fresco.
  • Cuando el huevo está ligeramente inclinado sobre su base, tiene una semana, aproximadamente.
  • En el caso de que el huevo tengan entre 2 y 3 semanas, al colocarlo en el agua también se quedará en el fondo. Sin embargo, tendrá una posición de equilibrio de forma vertical.
  • Cuando los huevos son viejos, de forma automática flotarán en el agua. 

Es recomendable seguir estos consejos a la hora de cocinar los huevos. De esa manera, la salud de quienes los van a ingerir no estará en riesgo. Además, de esa forma se beneficiarán mucho más de los nutrientes y las proteínas que estos tienen.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *