Las mejores soluciones para edificios sin ascensor

Tiempo de lectura aproximado: 7 minutos

La rehabilitación de edificios sin ascensor es una de las mejores formas para favorecer la movilidad de todas las personas y mejorar su calidad de vida; por eso, a continuación les vamos a mostrar todo lo que hay que saber sobre la instalación de ascensores en edificios.

Dónde instalar los ascensores

Lo primero que hay que analizar para llevar a cabo la instalación de ascensores es donde se va a realizar; estos son los sitios más habituales en los edificios sin ascensor.

Patio de luces

La ventaja de apostar por esta opción es que afecta a todos los vecinos por igual, puesto que se ubica en una zona común como es el patio de luces; por el contrario, esta alternativa tiene como inconveniente que puede impedir la entrada de luz a ciertas habitaciones.

En estos casos, es importante que el ascensor se adapte a la estética de la fachada, para no desentonar con el entorno y ofrecer la mejor solución para cada edificio.

Ascensor exterior en edificio

Fachada exterior

Los ascensores exteriores son muy habituales cuando no es posible la instalación en el patio de luces; además, en la actualidad existen muchos diseños atractivos que hacen posible que este procedimiento se lleve a cabo sin que suponga ningún daño estético.

Apostar por los ascensores exteriores supone un mayor impacto visual, aunque existen opciones, como los modelos panorámicos, que permiten que se adapten perfectamente al entorno.

Neumáticos

Esta opción es ideal para aquellos edificios que no tienen espacio, tienen problemas arquitectónicos o en los que no se pueden hacer obras; de esta forma, pueden disfrutar de las ventajas de la instalación de ascensores que, de otra manera, sería imposible.

Escalera

La escalera es una zona a la que tienen acceso todos los pisos; por eso, una de las opciones más habituales es instalar en ellas el ascensor. En este caso, existen dos opciones entre las que puedes escoger:

  • Suprimir la escalera: esta opción elimina la escalera por completa y la sustituye por el ascensor; de esta forma, el espacio para la instalación del ascensor es mucho mayor.
  • Redistribuirla: se puede reducir su tamaño y, de esta forma, que el ascensor tenga más espacio para su instalación. Esto supone una obra de mayor tamaño, aunque puede ser una gran alternativa para no eliminar la escalera completamente. También es posible instalar ascensores en el hueco de la escalera y, de esta forma, que quede completamente integrado con su estética.

Por el contrario, también es posible cortar parcialmente la escalera, para favorecer la instalación del ascensor. Aun así, en cualquier caso, cada tramo de escalera tiene que tener unas medidas de 80 centímetros, para garantizar el hueco necesario para pasar.

Por su parte, si no la comunidad de vecinos no desea realizar ninguna de estas dos opciones, es importante que el edificio sin ascensor cuente con un hueco libre en la caja de escalera para realizar la instalación.

Viviendas privadas

Esta opción es la más recomendable para edificios que tienen una vivienda por planta; de esta forma, quitan espacio a la casa y todos pueden beneficiarse por igual del ascensor. El principal inconveniente de esta alternativa es que, para los hogares pequeños, este espacio puede suponer una gran pérdida.

Plataformas elevadoras para minusválidos

Estas plataformas cada vez son más habituales y son muy recomendables en aquellos edificios con bastante espacio; además, no ocupan mucho espacio y hacen más fácil el día a día de cualquier persona.

Elevadores verticales y salvaescaleras

Estas alternativas son muy utilizadas para solventar problemas de accesibilidad en edificios y cubrir pequeñas alturas; además, las sillas salvaescaleras son ideales para viviendas privadas con varios pisos y con una escalera para subir y bajar a ellos.

Vivienda unifamiliar con ascensor

Soluciones para ascensores con huecos pequeños

Estas son las distintas soluciones si un edificio no tiene mucho hueco y la mejor opción es instalar ascensores pequeños:

  • Elegir el elevador adecuado: es importante escoger un ascensor que se adapte al espacio del edificio; es decir, las dimensiones de la cabina tienen que adaptarse al hueco disponible.
  • Conocer la ley vigente: las dimensiones mínimas para la instalación de ascensores son de 1 metro por 0,70 metros; además, siempre debe haber un espacio de 0,80 cm de circunferencia frente al hueco de acceso y de un metro en los rellanos. Además, si la instalación se va a realizar en el hueco de la escalera, la anchura mínima tiene que ser de 0,80 cm. Del mismo modo, según la legislación vigente es necesario que esta solución no cambie las condiciones mínimas de iluminación y ventilación de las zonas comunes y la vivienda.
  • Analizar todas las alternativas posibles: es importante conocer todas las opciones disponibles antes de optar por una. De esta forma, todos los vecinos pueden votar la alternativa que más les interesa y escoger la opción que más se adapta a las necesidades de todos.
  • Reubicar las escaleras: es otra de las alternativas para aprovechar el espacio; el problema es que suele implicar más tiempo. En estos casos, lo que se suele hacer es suprimir una parte de las escaleras y aprovechar ese espacio para instalar el ascensor.
  • Desplazar la escalera al patio de luces: de esta forma, no es necesario reducir el tamaño de la escalera y los vecinos que lo deseen pueden seguir subiendo y bajando por ella con comodidad. Además, como el patio de luces es una zona a la que tienen acceso todos los vecinos, ninguna casa se quedará sin escaleras y, al mismo tiempo, todas pueden optar por las ventajas del ascensor.

¿Es posible poner ascensores en edificios antiguos?

Aunque antiguamente era un lujo que no estaba a disposición de todo el mundo, a día de hoy el ascensor se ha convertido en un elemento indispensable para cualquier comunidad de vecinos. El problema es que los edificios antiguos tienen un diseño antiguo y, cuando se construyeron, no se hizo con la intención de instalar un ascensor.

En la actualidad, en Madrid hay más de 43.000 edificios de más de 3 plantas sin ascensor; es decir, casi un 40% del total de los edificios de la capital no disponen de elevador. Para instalar un ascensor de una o dos personas es necesario un espacio de 65 cm de ancho por 100 cm de fondo.

Lo primero que hay que analizar a la hora de instalar ascensores en edificios antiguos es el espacio donde se va a realizar la instalación para realizar las mínimas obras posibles. En muchos casos, en el hueco de la escalera puede hacerse y habría espacio para 2 o 3 personas. Esta suele ser la opción más utilizada, especialmente porque su acceso es más fácil y todos los vecinos tienen acceso a él.

Aun así, en otras ocasiones esto no es posible, porque no existe este espacio o es demasiado pequeño; en estos casos, otra alternativa son los patios interiores. Esta opción es muy habitual en los edificios sin ascensor de los años 80; por su parte, también puede realizarse en el anexo de la fachada o reconstruir la escalera para disponer de más espacio.

Subvenciones

En la actualidad, existen subvenciones que pueden ayudar a un comunidad de vecinos para instalar un ascensor; el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 tiene como objetivo la rehabilitación de edificios y la mejora de su eficiencia energética.

Dentro de este Plan Estatal se incluyen las ayudas para mejorar la accesibilidad de los edificios. Estas subvenciones ofrecen una solución de hasta 8.000€ por vivienda o un máximo del 40% del coste total del proyecto.

Por su parte, la propia Comunidad de Madrid ha puesto en vigor una nueva ayuda para aquellos edificios sin ascensor de más de 3 plantas, incluida la planta baja, y más de 25 años. Para solicitar esta ayuda es necesario cumplir unas condiciones básicas:

Ascensores en el portal de unas viviendas

  • Los edificios deben destinarse, al menos un 70%, al uso residencial de vivienda.
  • Tener vigente el Informe de Evaluación del Edificio. Este documento garantiza el estado de conservación del edificio, su grado de eficiencia energética y el cumplimiento de la normativa sobre accesibilidad universal.
  • Más de 25 años de antigüedad.
  • Ser propietarios de viviendas unifamiliares.

Por el contrario, a estas ayudas no pueden acceder:

  • Las administraciones públicas.
  • Los propietarios únicas de edificios, ya sean personas jurídicas o físicas. Para ello, tienen que tener más de un 60% de la cuota de participación de la comunidad, sin tener en cuenta las casas unifamiliares.
  • Propietarios que cumplen los requisitos de los artículos 13.2 y 13.3 de la Ley General de Subvenciones.
  • Los dueños que tengan pendiente alguna justificación de otras subvenciones otorgadas por el Ayuntamiento de Madrid o algún otro organismo público.

Ventajas de la instalación de ascensores

La instalación de ascensores ofrece enormes ventajas; a continuación les mostramos algunas de ellas:

  • Accesibilidad: ideal para personas mayores, discapacitadas o con movilidad reducida; de esta forma, cualquier persona puede salir a la calle y llevar a cabo sus actividades diarias sin que las escaleras le impongan ninguna limitación. Por eso, todos los edificios de nueva construcción deben ser accesibles para todo el mundo; además, si uno de los vecinos es mayor de 70 años, tiene movilidad reducida o discapacidad no es necesario que esta instalación se someta a votación por la junta de propietarios.
  • Adaptabilidad al edificio: las innovaciones tecnológicas permiten poner a disposición de los ciudadanos distintas opciones para la instalación de ascensores en cualquier edificio.
  • Seguridad y ahorro energético: al evitar tener que subir o bajar las escaleras con la compra o el carro del niño aumenta la seguridad y evita posibles caídas desafortunadas. Además, no supone un gran gasto económico puesto que, en la actualidad, la mayoría de las alternativas son muy eficientes energéticamente.
  • Calidad de vida: la instalación de ascensores permite un acceso más rápido, práctico y seguro a todos los pisos.
  • Aumento del valor del edificio: al disponer de ascensor su valor aumenta y también lo hace su prestigio.

Cómo se puede comprobar, la instalación de ascensores en edificios es posible y muy recomendada, incluso en aquellos bloques de vecinos cuyas dimensiones son escasas; además, los edificios que cumplan los requisitos pueden acceder a subvenciones para que este proceso no suponga un gran desembolso económico para los vecinos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *