Saltar al contenido

¿Qué son los gastos deducibles para autónomos?

enero 3, 2022
Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

“¿Qué gastos puedo desgravarme?” quizás sea una de las preguntas más frecuentes que una asesoría de autónomos barata pueda recibir. Y es lógico, con todo lo que tienen que pagar, los trabajadores por cuenta propia necesitan saber cómo ahorrar fiscalmente. 

gastos deducibles del autonomo

Por ello, en este post vamos a resumirte qué gastos son deducibles en 2021 para que no pagues de más con tus impuestos. Aunque ten en cuenta que, para ver qué puedes desgravarte concretamente en tu caso, deberás preguntar en una asesoría como Gestasor.

Requisitos para deducir gastos

Antes de nada, debes estar al tanto de que existen unos requisitos que deben cumplirse para que un gasto pueda deducirse respecto al IVA e IRPF:

  • El gasto tiene que estar perfectamente documentado, con una factura y no con un ticket. 
  • El gasto siempre tiene que estar relacionado con la actividad económica o profesional que ejerzas.
  • El gasto debe quedar registrado contablemente en el libro de gastos e inversiones.

No obstante, todavía cumpliendo estos tres requerimientos, Hacienda es muy estricta en relación a las deducciones de un gasto. Por ello, si eres autónomo, deberás constatar lo mejor posible que estos pagos tienen que ver con tu actividad.

¿Qué se puede deducir un autónomo?

A continuación, exponemos cuáles son los distintos gastos que te puedes deducir como autónomo de manera resumida:

  • Gastos financieros:
  • Préstamos vinculados a tu actividad.
  • Recargos por retraso en el pago de deudas vinculadas a tu actividad.
  • Intereses derivados de aplazamientos y fraccionamientos de deudas tributarias y de liquidaciones administrativas.
  • Etc.
  • Personal:
  • Sueldos y salarios.
  • Indemnizaciones por rescindir contratos.
  • Seguros de accidentes laborales.
  • Contribuciones a planes de pensiones o de previsión social empresarial.
  • Etc.
  • Bienes y consumos:
  • Bienes de inversión.
  • Partidas negativas.
  • Rappels sobre ventas.
  • Etc.
  • Arrendamientos y cánones: por pagos de bienes o derechos que tienen que ver con tu actividad, pero de los que no tienes la titularidad. 
  • Consumos de explotación:
    • Mercaderías.
    • Materias primas.
    • Materiales de oficina.
    • Embalajes.
    • Etc.
  • Reparaciones y conservación: de material ya existente, no amplificaciones.
  • Servicios de profesionales independientes: 
    • Abogados.
    • Notarios.
    • Asesores.
    • Etc.
  • Otros servicios externos
    • Servicios bancarios.
    • Transporte.
    • Marketing y publicidad.
    • Etc.
  • Impuestos deducibles:
    • IBI 
    • IAE
    • Etc.

¿Cuáles son los gastos deducibles en vivienda?

Llegamos a una cuestión algo más compleja: ¿Qué gastos deducibles autónomos que trabajan en casa? Los teletrabajadores por cuenta propia pueden desgravarse ciertos gastos de su vivienda relativos a suministros:

  • Factura del agua
  • Factura eléctrica
  • Factura de wifi
  • Factura telefónica

Aunque, para ello, es esencial que los recibos estén a tu nombre. Ya que, si no eres el titular de las facturas, no podrás deducir estos gastos.

En la actualidad, puedes desgravar en concepto de IRPF hasta el 30% de los costes deducibles de suministros y de manera proporcional al espacio de la vivienda en el que desarrollas tu trabajo. 

¿Son los gastos de formación deducibles para los autónomos?

Sí, los gastos vinculados a la formación de un trabajador por cuenta propia se pueden deducir del IRPF, ya se trate de educación privada o pública. 

Ahora bien, ¿en qué consisten estos gastos exactamente? Pues se refieren a todos los costes que tengan que ver con la formación: compra de libros y material, cursos, conferencias, etc.

¿Puedo deducir los gastos de la Seguridad Social?

Puedes deducir tus pagos como autónomo a la Seguridad Social (por la parte del IVA y del IRPF), como, por ejemplo, tu cuota o las cotizaciones de empleados.

¿Cuáles son los gastos deducibles para autónomos con trabajadores?

Los trabajadores por cuenta propia con empleados pueden deducirse los siguientes gastos:

  • Jornal, dietas y pagas extras de tu plantilla
  • Pagos a la Seguridad Social por tus trabajadores
  • Dietas
  • Gastos de viajes
  • Pagos en especie
  • Indemnizaciones
  • Premios
  • Etc.

¿Qué gastos no son deducibles?

Como ya se ha comentado al principio de este artículo, hay gastos que no se pueden desgravar porque no están relacionados con ninguna actividad. Como, por ejemplo:

  • Multas y sanciones (incluso aunque tengan que ver con asuntos cercanos a tu actividad).
  • Donativos y liberalidades.
  • Pérdidas de juego.
  • Gastos en paraísos fiscales.

Ahora ya conoces, de manera general, qué gastos podrías deducirte siendo autónomo y cuáles no. Así que ya sabes: guarda factura de todos tus pagos y regístralos en tu libro de gastos o inversiones.