Saltar al contenido

¿Cómo detectar la dislexia? Todo lo que debes saber

¿Cómo detectar la dislexia?
Tiempo de lectura aproximado: 9 minutos

La dislexia es un trastorno poco conocido pero perceptible. Muchos se dan cuenta de que algo no está del todo bien, pero no conocen el por qué. Sin embargo, existe una característica favorable y es la artífice de poder identificar este trastorno. ¿Quieres saber cómo? Conocer la manera de detectarla te permitirá ayudar a tus hijos.

Características generales de un niño con dislexia

La dislexia es un trastorno de origen neurobiológico. En ocasiones es hereditario y puede acompañar a una persona el resto de su vida; además, este trastorno afecta específicamente a la capacidad de aprendizaje y de lectura.

Por ello, la etapa escolar es la más dura y donde más claros son sus síntomas. Es durante esta etapa donde nos podemos dar cuenta que detrás de un bajo rendimiento académico se encuentra un trastorno no diagnosticado.

Diversos estudios han revelado que el origen de este trastorno se debe a una afección en el proceso fonológico, lo que quiere decir que los niños tienen una gran dificultad para asociar el sonido con la palabra correspondiente. Esto desencadena una serie de problemas durante el aprendizaje, en especial en la lectura y la escritura.

Características comunes de los niños con dislexia

Este trastorno puede traer una serie de cosas negativas a la vida de una persona. Muchos ignoran el padecimiento de este trastorno y asocian la condición de la persona con una escasa inteligencia. Sentirse y ser acusado de “poco inteligente” puede traer problemas emocionales y de baja autoestima, por lo que detectar rápidamente este trastorno puede contribuir a realizar todos los procedimientos posibles para obtener mejoras. 

Por ello, en el ámbito escolar es recomendable el acceso a nuevos métodos de aprendizaje que entiendan y ayuden a desarrollar las virtudes que los más pequeños tienen y no se centren tanto en la dificultad del aprendizaje normativo.

El método Montessori, por ejemplo, es uno de los más beneficiosos puesto que enseñan siempre con juegos y actividades que ayuden a la expresión oral y la comprensión verbal.

Sin embargo, antes de nada debemos de saber cuál es el diagnóstico y una de las maneras para detectar este trastorno es observar los siguientes aspectos

Dificultades en el área de lectura

Buena capacidad intelectual

Quizás, la primera señal de alerta no sea muy evidente. Un niño puede mostrar un desarrollo y desenvolvimiento normal a su alrededor además de una inteligencia como cualquier otro niño de su edad. Pero el malestar, inquietud o falta de atención que muestra a la hora de toparse con letras, números o textos puede ser ignorado. 

Pero realmente se debe estar pendiente de este extraño comportamiento si es perdurable. Hay que hacer lo necesario para ver si algo está mal para corregirlo inmediatamente.

Dificultades en el área de la lectura

Durante la etapa infantil, cuando el niño comienza a asociar las palabras con los sonidos, hay que estar pendientes de los indicios. Por ejemplo, durante la lectura puede presentar problemas como omitir letras o cambiar o sustituir alguna letra. También puede añadir nuevas, invertir o rotar. Con esto puede que haya un problema.

Además, hay que notar si la lectura no es fluida, lenta, vacilante, repetitiva y tiene dificultad para retener lo leído. En ese caso, puede que sea hora de buscar una ayuda especial.

Dificultades en el área de escritura

En la escritura, al igual que en la lectura, puede omitir, sustituir, añadir o invertir letras. Puede confundir las consonantes que suenan igual, como las letras “g” y “j”. Además, presenta mucha dificultad para seguir las reglas básicas de ortografía y omite los signos de puntuación y acentos.

Pensamiento con predominio visual

Un niño con este trastorno puede aprender de forma efectiva y rápida mediante contenidos visuales. También con cualquier técnica que disminuya las conversaciones o exposiciones verbales. Las fichas, esquemas y mapas mentales pueden ser de mucha ayuda para procesar la información, por lo que el predominio visual es una manera de ofrecer ayuda a estas personas que la necesitan.

Dificultades en funciones ejecutivas

Estas personas, por lo general, tienen problemas con las secuencias. Por eso, aprender la tabla de multiplicar, las horas o hasta los días de la semana se puede tornar difícil. Debido a los problemas con la secuencia pueden presentar problemas con la organización y planificación. Esto los podría llevar a ser desordenados. Además, debido a la dificultad para leer y escribir pueden tener problemas en el léxico o en su forma de expresarse.

Dificultades de lenguaje

Encontrar palabras que empiecen por una letra en específico se vuelve más difícil, por lo que es muy común que presenten problemas con el vocabulario. Estas personas también suelen tener problemas con la memoria informativa o laboral. Para estos, el trabajo o los estudios son difíciles de memorizar. Además, las personas con dislexia en ocasiones tienen problemas para adaptarse a los cambios.

Dificultades de lenguaje y/o motrices y/o atencionales

Algunos síntomas de este trastorno son los problemas cognitivos asociados con el lenguaje, comportamiento y atención. Las personas que padecen de este trastorno pueden distraerse muy fácilmente. No pueden estar atentos durante tiempos prolongados y pueden inquietarse por el esfuerzo mental que deben hacer para concentrarse.

También, este trastorno puede traer problemas más significativos como falta de equilibrio o coordinación en los movimientos. Todos estos problemas son los encargados de hacer evidente que algo anda mal.

Afectación emocional y/o comportamental

Un niño con una dislexia no detectada puede estar sufriendo en gran manera por el estrés. Específicamente el que proviene de exponerse a un ambiente donde se evidencia el problema que tiene. El no saber qué tiene, más la presión de padres y maestros, puede llevarle a sentirse inferior. Además, puede influir ver el progreso intelectual de los demás y la lentitud del suyo. Esto puede generar problemas emocionales como ansiedad, estrés, depresión, problemas de conducta, etc.

Por lo general, los niños tienden a aislarse para evitar hacer la tarea. También ocurre con los deberes del hogar o mienten para zafarse de estas responsabilidades. Es posible que piense que es poco inteligente y hará lo posible por evitar que otros lo sospechen. Suelen estar muy irritados, son cerrados, lloran o pueden explotar de ira. Además, todos estos problemas pueden contribuir a que tengan una autoestima muy baja.

Es un tema bastante delicado. Por ello, estos datos nos ayudarán a estar atentos si a nuestro alrededor hay niños que puedan necesitar ayuda. De esta manera, se podrá atender el caso y evitar alguna secuela que pueda acompañarlo el resto de su vida.

Signos de dislexia en niños de 3 a 5 años

Las edades donde podemos comenzar a notar que existe la dislexia son entre 3 y 5 años. Pero, por lo general, los síntomas se pasan por alto o son poco preocupantes para la edad. Normalmente, los niños presentan los siguientes problemas en los siguientes ámbitos: 

Dislexia en niños de 3 a 5 años

Lenguaje oral

Existen condiciones básicas que pueden notarse en estos casos.

  • Por lo común, un niño con dislexia puede adquirir muy tarde la capacidad de comunicarse.
  • Existe una falta de fluidez en el habla y un vocabulario pobre.
  • Confusión entre palabras similares fonéticamente.
  • Episodios de dislalias o problemas de articulación muy frecuentes.
  • Un lenguaje espontáneo difícil de entender.

Capacidades cognitivas y conductuales

  • Presentan días buenos y malos cuando comienza la etapa escolar.
  • Por lo general, los niños con dislexia son muy curiosos y creativos. Además, presentan grandes capacidades manuales.

Dificultades de aprendizaje

  • Dificultad para memorizar canciones infantiles.
  • Presentan problemas a la hora de realizar problemas matemáticos.

Motricidad y grafía

  • Presentan dificultad para vestirse y atarse las zapatillas.
  • Aunque aprendan los números y las letras, seguirán cometiendo errores ortográficos. Así mismo, escribirán con tamaños irregulares las letras y les faltará una línea fija en la escritura.
No te pierdas nada

Si te preocupa el aprendizaje y el desarrollo cognitivo e intelectual de tu hijo quizás te interese saber qué es y las características de los niños con retraso madurativo

Signos de dislexia en niños de 6 a 9 años

Durante esta etapa los síntomas comienzan a ser un poco preocupantes. Los niños pueden presentar los siguientes síntomas:

Dislexia en niños de 6 a 9 años

Lenguaje oral 

Las características son muy similares a las de menos edad.

  • La dislalia o dificultad de pronunciar las palabras puede que se haya superado durante estas edades. Para ello se necesita haber recibido atención especializada.

Capacidades cognitivas y conductuales

  • Siguen presentando problemas a la hora de concentrarse y prestar atención, además de problemas en la lectura y escritura.

Dificultades de aprendizaje

  • Siguen presentando problemas en la lectura y escritura.
  • Muestran una gran dificultad en el aprendizaje de otras lenguas.

Motricidad y grafía

  • Durante esta etapa, pueden comenzar a tener o adoptar una postura inadecuada.
  • Falta de alineación, lentitud y rigidez a la hora de escribir.

Lectura

  • Durante esta etapa adquieren mayor comprensión en el ámbito oral y en la escritura.
  • Pueden seguir existiendo problemas en la lectura, pero solo con palabras muy largas o poco usadas.
  • La lectura puede sonar mecánica e incomprensiva. Además, pueden saltarse palabras o líneas o pueden regresar a alguna ya leída.
  • Puede que exista una falta de coordinación entre leer y respirar. Esto lleva a que no se respeten los signos de puntuación y que las pausas no sean las indicadas.
  • Puede que se cambie la posición de la sílaba tónica, por lo que las palabras suenen un poco extrañas.

Escritura

  • En la escritura pueden presentar errores a la hora de juntar palabras.
  • Confusión entre sílabas.
  • Mezclan las letras mayúsculas y minúsculas sin obedecer las reglas ortográficas.
  • Tienen una gran dificultad para establecer las pausas adecuadas.
  • Omiten acentos y signos de puntuación.
  • Dificultad para desarrollar estructura gramatical.

Signos de dislexia en niños de 9 a 12 años

Durante estas edades, pueden presentarse muchos problemas de conducta y personalidad algo preocupantes. Por ejemplo, los síntomas pueden ser:

Dislexia en niños de 9 a 12 años

Lenguaje oral

Algunos de estos problemas pueden seguir evidenciándose en estas edades.

  • Siguen presentando problemas para exponer conocimiento o expresar sus ideas de forma autónoma. Además, utilizan mal los tiempos verbales a la hora de expresarse.

Capacidades cognitivas y conductuales

  • Durante esta etapa suelen ser desorganizados y olvidan realizar las actividades hogareñas y escolares.
  • Seguir instrucciones complejas se torna difícil.
  • La capacidad de concentración ha mejorado en esta etapa, pero tiende a ser muy breve.
  • Padecen de muchos bloqueos mentales.
  • Comienzan a mostrar desinterés en los estudios.
  • Suelen negarse a leer en voz alta ante muchas personas o frente a gente con la que no tienen confianza.
  • En esta etapa, el estrés, la tensión, la inseguridad, la frustración, la tensión y los dolores de cabeza se acentúan. Esto ocurre cuando no se trata el trastorno a tiempo.
  • Suelen ser impulsivos y parecer inmaduros.

Dificultades de aprendizaje

  • Siguen presentando una gran dificultad para aprender otros idiomas.
  • Presentan dificultad para retener información y aprender mediante el lenguaje escrito.

Lectura

  • La lectura sigue siendo mecánica y muy lenta.
  • Presentan problemas en la gramática, la pronunciación y acentuación.
  • Tienen muchas dificultades a la hora de comprender textos.

Escritura

  • Aunque tienen menos problemas con la ortografía, presentan mayores problemas en la ortografía arbitraria.
  • Alteran el orden de las letras (especialmente al final de cada palabra).
  • En el colegio puede que les sea un reto copiar textos de la pizarra. Esto se debe a que necesitan mucho tiempo, por lo que quizás no podrán copiar todo y el texto estará lleno de errores.

Signos de dislexia en niños desde 12 años

La dislexia, de no ser tratada, puede acarrear muchos problemas durante la adolescencia. En esta etapa vemos los siguientes síntomas:

Dislexia en niños desde 12 años

Lenguaje oral 

  • Presentan dificultades para exponer sus conocimientos y expresarse en términos precisos.
  • Siguen teniendo problemas en el uso de los tiempos verbales; sin embargo, cada vez es más notorio. 

Capacidades cognitivas y conductuales

  • Los problemas de conducta, la baja autoestima y el desinterés aumentan cada vez más. Además, pueden surgir episodios de depresión.
  • Seguir instrucciones complejas sigue siendo un reto.
  • Siguen mostrando apatía con relación a la lectura y escritura.
  • Debido al gran esfuerzo que han realizado durante tantos años, puede que comiencen a padecer fobia hacia la escritura y lectura.

Dificultades de aprendizaje

  • Aprender otros idiomas sigue siendo un reto puesto que estos conocimientos se exponen muy frecuentemente de manera escrita.
  • Presentan dificultades a la hora de utilizar herramientas como el diccionario.
  • También tienen problemas en la lectura y la escritura.
  • La orientación en el ámbito espacial y temporal repercute en su vida.
  • Les cuesta retener la información y aprender mediante el lenguaje escrito.

Lectura

  • La lectura sigue siendo mecánica y lenta.
  • Los escasos recursos cognitivos imposibilitan la capacidad de entender y aprender algo relacionado a lo que se leyó. Por lo que, interpretar una lectura es una tarea muy difícil para ellos.
  • Hay personas con dislexia a los que la lectura silenciosa les resulta muy eficaz para comprender los textos que está leyendo.

Escritura

  • Por lo general, la escritura en esta etapa tiende a ser descuidada e ilegible.
  • Los errores ortográficos, gramaticales y estructurales pueden percibirse muy a menudo.
  • Presentan dificultades a la hora de redactar textos.
  • Aunque la lectura y escritura hayan mejorado gracias a una ayuda especializada, los problemas con la ortografía pueden perdurar.

Cómo diagnosticar la dislexia en adultos

No existe un método especial para detectar la dislexia en los adultos y, normalmente, se utilizan los mismos métodos dirigidos a los niños. Todos estos consisten en agrupar y estudiar el historial personal y académico de la persona.

Para descartar el problema se pueden utilizar varios métodos, especialmente cuando se debe a un deterioro cognitivo, emocional o sensorial. Por ejemplo, utilizar un test (como la escala de inteligencia Wechsler) sería un método eficaz para detectar la dislexia en adultos.

¿Cómo afecta la dislexia a los adultos?

Para detectarla mediante un test hay que evaluar algunos puntos y pueden estar basados en: la atención, coordinación y equilibrio, memoria, lectura, escritura y procesamiento visual, entre otros.

Además, si se incluyen actividades que requieran de habilidades fonológicas será de gran ayuda porque el déficit fonológico es característico de un adulto con dislexia. Por eso este método es eficaz para diagnosticar la dislexia en esta etapa. 

Sin embargo, no hay que esperar tanto. Hay que atender este trastorno, en la medida de lo posible, desde que son pequeños.