Saltar al contenido

Seguros de electrodomésticos

Los electrodomésticos se han convertido en la mano derecha de la mayoría de personas para obtener resultados inmediatos en el hogar, convirtiendo nuestra relación con estos objetos en casi una dependencia.

Por ese mismo motivo, las principales compañías productoras se aseguran de crear electrodomésticos duraderos, funcionales y adaptables a las necesidades de los clientes.

Incluso cuando descansamos usamos los denominados electrodomésticos de ocio, como son los ordenadores, los ordenadores y las consolas de videojuegos. Miremos por donde miremos, necesitamos de estos bienes para llevar a cabo nuestro día a día.

Cada vez que ocurre una mudanza, tienes que contratar compañías que cobran tarifas elevadas por el traslado de un sitio a otro de aquellos objetos tan útiles para nosotros, lo que genera gastos muy elevados y no nos asegura la integridad de lo que se está trasladando.

En caso de averías, la mayoría cuenta con una política de período de prueba que es muy útil para nosotros, pero si esta llegase a suceder fuera de ese plazo establecido, entonces los gastos y la mano de obra correría por tus manos.

De la misma forma, no hay manera de anticipar que ocurran robos en tu hogar y, en la mayoría de ocasiones, estos no están contemplados de ninguna forma por las compañías distribuidoras, que solo cubren averías y malos funcionamientos de los aparatos.

Parece que todo indica que, en caso de un desperfecto, deberás pagar un coste alto para contrarrestar el daño. ¿Qué hacer ante esta situación?

Para solventar todos los daños y gastos innecesarios, surgen empresas como Adeslas que, a través de sus planes, te asegurarán una cobertura a todos los imprevistos que hemos mencionado con anterioridad.

Uno de los principales atractivos del producto es que nos brinda tranquilidad ante cualquier accidente o robo que puedas presenciar. Con sus políticas de reparación y asesoramiento, obtendrás beneficios que otros no pueden garantizarte.

El seguro de Adeslas asegura la tranquilidad a sus clientes después de que la garantía legal del aparato haya expirado. La reparación, revisiones y traslados quedan cubiertos por el contrato del seguro.

¿Qué cubre tu seguro de electrodomésticos?

¿Qué cubre tu seguro de electrodomésticos?

El seguro puede serle útil tanto a propietarios como a inquilinos de una vivienda, pues asegura tener cubiertos la mayoría de electrodomésticos que pueda haber en el sitio para no tener que afrontar una rápida reparación o sustitución ante cualquier imprevisto.

Cuenta con unas garantías básicas y coberturas para reparación de averías entre los electrodomésticos comprendidos por:

  • Electrodomésticos: lavadora, secadora, frigorífico, lavavajillas, horno eléctrico, campana extractora y termo acumulador eléctrico.
  • Bienes de ocio: televisores, ordenadores fijos y videoconsolas fijas.

La compañía asegurará la revisión y reparación de los electrodomésticos mencionados con anterioridad a través de su red de profesionales encargados de llevar a cabo los servicios técnicos, por lo que contarás con ayuda inmediata.

Los técnicos se encargan de la reparación en caso de avería mecánica, eléctrica y electrónica generada en el aparato siguiendo una lista de conceptos.

Estos están fundamentados en el desplazamiento y mano de obra, por un lado, donde se incluye el traslado y reparación fuera del domicilio en el caso de que no sea posible la reparación in situ, y piezas y materiales; por el otro, se aplica el precio de venta al público de piezas y materiales homologados por cada fabricante.

¿Qué hacer cuando se avería un electrodoméstico?

En muchas ocasiones ocurren imprevistos que perjudican a los clientes. Para notificar el siniestro, el asegurado deberá ponerse en contacto con la compañía aseguradora a través de su personal que trabaja 24 horas para ti.

En un plazo máximo de 7 días deberás adjuntar la fecha del incidente, el número de póliza o contrato, la descripción de la avería y otras especificidades de la marca y modelo, el teléfono y el horario de contacto.

El asegurado confirmará la aceptación del siniestro una vez verificado por el servicio de reparaciones, además de aportar la factura del electrodoméstico averiado.