Saltar al contenido

PPA: qué es y diferencia de un plan de pensiones

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

La jubilación es una de las etapas más bonitas y ansiadas de la vida. Todos los trabajadores están deseando que llegue ese momento cuando, tras años cotizando, pueden comenzar a disfrutar de su merecido descanso. En la actualidad existen distintos productos que te pueden ayudar a ahorrar para tu jubilación; entre ellos, destacan el plan de pensiones y el PPA.

ppa vs plan de pensiones

¿Qué es un PPA?

Un PPA, también conocido como un plan de previsión asegurado, es un seguro individual pensado para permitir un ahorro a largo plazo. Este producto se caracteriza por garantizar al asegurado un tipo y un capital determinado que recibirá cuando el producto venza; es decir, cuando el cliente se jubile.

Características legales y fiscales de un plan de previsión asegurado

Un PPA está pensado para que el tomador, o asegurado, guarde una cantidad de dinero que no podrá disfrutar hasta su jubilación; aun así, existen unas contingencias por las cuales una persona puede disponer de ese dinero antes: gran dependencia, enfermedad grave, incapacidad laboral, situación de desahucio, desempleo de larga duración o fallecimiento.

Las aportaciones a un PPA tienen el mismo límite que las que se realizan a un plan de pensiones; es decir, ambos productos tienen establecida la misma cantidad de dinero que un asegurado puede depositar al año.

Según estipula la ley, un tomador no puede depositar más de 8.000€ al año, o el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas del asegurado; en estos casos, se escoge la cantidad que sea menor. Además, estos límites varían si resides en el País Vasco o Navarra.

  • País Vasco: 5.000€ para aportaciones individuales, 8.000€ para contribuciones del promotor y 12.000€ como límite conjunto.
  • Navarra: 3.500€ (o el 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y actividades económicas para menores de 50 años) ó 6.000€ (o el 50% de la suma de los rendimientos del trabajo y actividades económicas para mayores de 50 años).

Por otro lado,  las personas discapacitadas con un grado de minusvalía igual o superior al 65% tienen un límite mayor, de 24.2500€. Por su parte, el cónyuge de lo asegurados con rentas inferiores a 8.000€ anuales puede aportar, al favor del asegurado, un límite de 2.500€ al año.

Ahorro, gracias a un PPA, para disfrutar durante la jubilación

Coberturas de un PPA

Además de ofrecer un ahorro al trabajador, un PPA cubre al asegurado en caso de fallecimiento, invalidez y dependencia; de esta forma, el tomador garantiza que su familia recibirá un capital determinado si el fallece.

Diferencias entre un PPA y un plan de pensiones

Tanto el plan de pensiones como el PPA están pensados para ahorrar una cantidad de dinero que una persona disfrutará durante su jubilación. Ambos productos tienen muchas similitudes pero, aun así, cuentan con una diferencia fundamental entre ellos.

Un plan de previsión asegurado garantiza un tipo de interés y un capital determinado; por su parte, un plan de pensiones varia su rentabilidad en función de cómo respondan los activos en los que se ha invertido. Es decir, un PPA ofrece unos rendimientos garantizados mientras que un plan de pensiones no.

Por otra parte, es importante señalar que los planes de pensiones no incluyen coberturas adicionales en caso de fallecimiento, invalidez o dependencia, algo que un PPA si garantiza.

¿Son compatibles un PPA y un plan de pensiones?

Ambos productos son compatibles y pueden, incluso, traspasarse de uno a otro cuando lo desees. En otras palabras, puedes invertir la mitad de tu dinero en un PPA y la otra en un plan de pensiones y, de esta forma, puedes dividir el riesgo. Con ello consigues obtener los beneficios que deseas y, cuando los hayas logrado, traspasarlos al PPA para garantizar la protección de tus ahorros.